Blogia
grandesdeportes

NETA MEJORÍA BRASILEÑA

La selección brasileña venció por cuatro goles a uno a Japón en el encuentro perteneciente al tercer partido del grupo F disputado en la ciudad alemana de Dortmund, en el Westfalenstadion. Carlos Alberto Parreira introdujo varios cambios en el once inicial: cambió los carrileros; Cafú y Roberto Carlos, por Cicinho y Gilberto Melo, respectivamente; los dos medios centros, Emerson y Zé Roberto fueron sustituidos por Juninho Pernambucano y Gilberto Silva; y Robinho fue el elegido para acompañar a Ronaldo en la delantera, sustituyendo a Adriano.

El juego de la canarinha mejoró respecto a los dos partidos anteriores. La entrada de Robinho como titular dio más movilidad al ataque, trianguló muy bien con Ronaldinho y Kaká, los carrileros se incorporaron con más velocidad al ataque y Juninho aportó su llegada con tiros de media distancia. Pero ahí es donde empiezan los problemas brasileños, contra Japón atacaron más y mejor pero dejaron muchos espacios en defensa y los orientales supieron aprovechar esta situación. En el minuto 34, la selección nipona se adelantó en el marcador gracias a un gran pase de Alex Santos que aprovechó Tamada para  batir a Dida con un gran zurdazo que entró por la escuadra. Tras el gol japonés, el partido no se decantó hacia ningún bando, con oportunidades para ambos países hasta que en el minuto 46 Ronaldinho abrió hacia Cicinho que la puso tal cual y como venía de cabeza para Ronaldo que remató a placer, sin oposición del guardameta Kawaguchi. Brasil se fue al descanso con el partido encaminado y comenzó la segunda parte dominando con grandes jugadas de sus hombres de ataque. En el minuto 53 un durísimo disparo de Juninho Pernambucano se coló en el fondo de las mallas tras un error garrafal del portero nipón. Y, en seis minutos, Brasil mató el encuentro. En el 59, un velocísimo contraataque fue culminado por Gilberto Melo de un disparó cruzado con su pierna izquierda. Japón se hundió y Brasil siguió dominando con jugadas de Robinho, Ronaldinho, Kaká, Ronaldo y los dos carrileros (que actuaban casi de extremos), pero que no llegaron a traspasar la meta rival. En el minuto 70, Parreira decidió sustituir a Ronaldinho y Kaká por Ricardinho y Zé  Roberto para dormir el partido y tener más posesión del balón. Japón renunció al partido y dejó de presionar ante el juego aburrido de toque horizontal de los suramericanos. En el minuto 81, Ronaldo cerró el marcador con un disparo desde fuera del área grande con su pierna diestra, tras un gran avance con la pelota controlada del central Juan. El delantero de Real Madrid consiguió así batir a Pelé como máximo goleador brasileño en las fases finales de un mundial e igualar el récord del alemán Gerhard “Torpedo” Müller de 14 goles. El partido finalizó con dos oportunidades de la selección nipona, que no tuvieron mucho peligro para la portería defendida por el recién incorporado al terreno de juego, Rogerio Ceni. Japón miró de tú a tú a la canarinha pero la demoledora apisonadora ofensiva de Brasil pudo con la inexperiencia de la selección japonesa.

 En el otro partido del grupo F, Australia y Croacia disputaron un trepidante partido jugándose la segunda plaza del grupo, que terminó con el marcador de empate a dos tantos, favorable a la selección oceánica que se enfrentará con Italia en octavos de final. Brasil lo hará con la selección africana de Ghana.  

Cronica de Miguel Angel Gayoso

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres