Blogia
grandesdeportes

EL BARÇA SE EXHIBE A COSTA DEL ZARAGOZA. 6-1

EL BARÇA SE EXHIBE A COSTA DEL ZARAGOZA. 6-1

 

El Barça está de vuelta. Lo ha demostrado esta noche en el Camp Nou, es probable que en parte gracias a la inestimable ayuda del Zaragoza, y en concreto del defensivo planteamiento de Marcelino, pero ha jugado el mejor partido de la temporada.

La derrota ante el Rubin hacía que el choque frente al conjunto maño fuese de vital importancia y el Barça se sentía responsabilizado ante el encuentro. Algo que se notó en los primeros minutos, en los que el Barça tenía la posesión pero no profundizaba. El balón no llegaba a Xavi desde los centrales y la velocidad de juego era demasiado lenta como para sorprender a los maños, que estaban replegados a partir del círculo central.

Pero este Barça ha ganado recursos y se encargó de demostrarlo Ibrahimovic en dos balones al espacio: el primero lo controló y lo dejó para Messi que disparó y se topó con Carrizo, y el segundo bajó el balón y a la media vuelta sacó un potente chut que desvió de nuevo el meta argentino a corner.

Y en un corner llegó el primer gol blaugrana en el minuto 24, Messi se ofreció en corto, se dio la vuelta y con un centro magistral habilitó la llegada de Keita, que mandó el balón al fondo de las mallas. Marcelino vio como su planteamiento se rompía.

El Barça comenzó a cambiar el ritmo en tres cuartos de campo y el juego se volvía impredeciblemente preciso. Y en otra jugada a balón parado Ibrahimovic marcó el segundo, tras un potente lanzamiento de falta en el que Carrizo pecó de manos blandas. Antes del lanzamiento le dije a mi padre “que la tire Ibra, que la tire Ibra, te digo que es gol” él contestó “no creo, Xavi le pegaría mejor, pero espero que no entre”. Al final yo tuve la razón.

Messi nos deleitó con un par de quiebros de ensueño, volvió loco a Javi Paredes y a todo el Zaragoza que miraba incrédulo las fechorías del astro argentino. Antes de terminar la primera mitad Xavi le dio un balón de tiralíneas a Ibrahimovic que cedió a Keita y este consiguió el tercer gol blaugrana. Tras el descanso se intercambiaron los papeles y esta vez fue Keita quien habilitó a Ibra para hacer el segundo gol del sueco en el partido. Luego llegaría el gol de Messi, que tuvo oportunidades para haber hecho alguno más, en una plástica vaselina, también intentó alguna anteriormente, y el tercero de Keita rematando a la red tras un corner y culminando una extraordinaria actuación.

Jorge López maquilló el resultado con su gol.

Y todo en medio de una magistral sinfonía del Barça que alcanzó el ansiado juego del año pasado, con variantes positivas, como el juego de Ibra o la salida de balón de Chygrinsky añadida a la ya conocida de Piqué, y generó muchas ocasiones a lo largo del partido.

Ibrahimovic jugó su mejor partido hasta la fecha con el Barça. Se mostró desequilibrante, cayó a bandas, jugó muy bien de espaldas, dio asistencias, buscó la portería e hizo un doblete.

El Zaragoza no pudo hacer nada, básicamente porque no estuvo en condiciones de disputar el choque y salió con la sensación de que el partido estaba perdido, algo que es señal inequívoca de que el resultado no será favorable.

Messi volvió a ser el del Barça y, en palabras de Carlos Martínez, “se sobrepuso del jet-lag que le produce jugar con Argentina”. Dribló, peleó, asistió y marcó, al final y tras mucho intentarlo. Se liberó de las críticas de la prensa argentina y de Maradona, más recientes. De hecho si Messi fuera Maradona probablemente ya habría salido mandando a los periodistas que le criticaron “a chuparla”.

Pero Messi no es Maradona, y tiene mejor educación que el pelusa; y, afortunadamente para Leo, el Barça no es Argentina ni Pep es Maradona. Ni falta que hace.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Anónimo -

espectacular la crónica!
a.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres