Blogia
grandesdeportes

 FÚTBOL

 

ARGENTINA 6-0 SERBIA Y MONTENEGRO:

ARGENTINA PRESENTA SUS CREDENCIALES PARA SER CAMPEÓN

La Selección argentina derrotó por un contundente 6-0 a Serbia, un equipo que siempre estuvo dominado por la albiceleste. El equipo sudamericano estuvo guiado por un Riquelme en estado de gracia y todos sus jugadores mostraron un gran estado de forma. Sin embargo, el encuentro no empezó bien para Pekerman, que tuvo que dar entrada a Cambiasso por Lucho González.

Argentina se adelantó antes de los 20 minutos de juego, en una triangulación entre Saviola y Riquelme que Maxi terminó con un tiro de puntera. La albiceleste tomó el control en el centro del campo. Todos los juadores intervenían, y en una jugada de más de un minuto en la que los argentinos dieron más de 25 toques al balón, Cambiasso puso el 2-0 en el marcador.

El tercer gol llegó tras un robo de Saviola, y el rechace de su disparo fue rematado por Maxi para poner el 3-0. A partir de entonces Argentina jugó mucho más cómoda, controlando a placer el centro del campo.

En la reanudación el partido continuo tal y como se había quedado, con todo el equipo argentino tocando el balón con comodidad en el centro del campo, con el equipo serbio limitándose a correr detrás del balón. El árbitro Rosseti expulsó, en una acción que no merecía la roja directa, a Kezman, que tuvo un día aciago.

La entrada de Tévez por Saviola dio más velocidad y desparpajo al equipo argentino. Poco después debutó Messi, que entró en sustitución de Maxi. Dejó de lado todos los fantasmas de lesión cuando puso en bandeja el cuarto a Crespo.

Después fue Tévez quien demostró por qué es uno de los jugadores argentinos más queridos, al marcar el quinto gol, en el que se va de dos contrarios antes de ajustar el balón al palo largo de la portería serbia.

El sexto nació de una jugada entre Crespo y Tévez. Este último sirvió el balón para un rapidísimo Messi que no fallo en el uno contra uno.

Con este resultado, Argentina no sólo asegura su participación en octavos, sino que mete miedo a todos sus rivales y demuestra que, juegue quien juegue es un equipo muy serio, que con dos mediocentros de contención que no son precisamente cojos ( Mascherano y Cambiasso), y que permiten jugar a los dos volantes y los dos delanteros. Por otro lado, Messi y Tévez teóricos suplentes en la albiceleste ( el primero por lesión) han demostrado estar a un nivel tan alto como los titulares.

En la cara opuesta, Serbia y Montenegro decepciona con su salida tan tempranera del Mundial. Kezman estuvo muy flojo, y a Milosevic tampoco se le vio.

 

         

Crónica de Diego Rodríguez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres